San Borja, 11 de junio. Protegida con una mascarilla, y manteniendo el distanciamiento social, la badmintonista Daniela Macías atendió su primera rueda de prensa. A poco más de metro y medio, un periodista formulaba sus preguntas. La destacada raquetera aún estaba emocionada por haber podido regresar a los entrenamientos en la Villa Deportiva Nacional (Videna).

«Estábamos muy anciosas por regresar, por tocar una pluma. Ayer, durante nuestro primer entrenamiento, fue difícil encontrar el ritmo. Han sido casi 90 días lejos de la cancha de juego. Estar aquí [en la Videna] es una sensación linda», reconoció.

Volver a la «nueva normalidad» ha tomado su tiempo. La Federación de Badminton Peru ha sido meticulosa en todos los procedimientos. «Me moría por volver, pero teníamos miedo. Después de estar aquí, hay más tranquilidad pues sabemos y comprobamos que se están cumpliendo muy bien todos los protocolos», afirmó Macías.

Ella apuesta a recuperar bien el ritmo de juego y el nivel de competencia, para retomar hacia final de año el calendario de competición internacional, para seguir puntuando en el ránking mundial, camino necesario para tentar su anhelada clasificación a los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

Video cortesía: Legado Lima 2019

Compartir en:

Deja una respuesta