San Borja, 15 de marzo. [Desde la redacción central de Diario Récord Perú]. Hoy se cumple un año desde que el entonces presidente de la República, Martín Vizcarra, anunciara a todo el país el inicio de la cuarentena a raíz de la llegada de la Covid-19 al Perú. En ese momento, nadie imaginó la magnitud de todo lo que hemos vivido en los últimos 365 días. El deporte, no fue ajeno a esta situación.

UNA NUEVA NORMALIDAD

Los deportistas tuvieron que adaptarse a esta nueva realidad. Se iniciaron los entrenamientos virtuales y las competencias se suspendieron a nivel mundial, siendo la más relevante la postergación de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 al 2021.

Se hizo costumbre ver a atletas peruanos en redes sociales mostrando sus entrenamientos en casa, sus rutinas y su día a día. Algo poco común hasta ese entonces. Las federaciones nacionales y el Sistema Deportivo en general se reinventaron, llevando el deporte de los escenarios físicos a los hogares.

VUELTA PROGRESIVA

A medida que avanzaba la cuarentena, poco a poco se fueron habilitando diversas actividades. Una de ellas, fue la esperada vuelta del deporte nacional. La Videna recibió en junio a los primeros atletas de disciplinas como gimnasia, bádminton y natación, quienes retornaron a los entrenamientos presenciales.

Con el correr de los meses, más disciplinas se unieron a esta reactivación, teniendo como objetivo sentar las bases y adecuar sus protocolos para el pronto regreso a las competencias oficiales.

LA ADAPTACIÓN DEL DEPORTE

Hoy ya nos hemos acostumbrados a ver estadios vacíos y competencias realizadas de manera virtual, pero hace un año esto era algo surrealista y poco probable. En el Perú, las competencias se fueron reanudando de manera gradual: primero a través de zoom u otras plataformas, y luego ya de manera presencial.

El gobierno nacional, a través del Ministerio de Salud y el Instituto Peruano del Deporte, fueron actores clave para esta reactivación, trabajando en conjunto con todas las federaciones y deportistas para asegurar su salud, la de todos los involucrados y sus familiares. Los protocolos funcionaron y se cumplieron a cabalidad.

SE LE GANÓ A LA PANDEMIA

Nuestro país y sus autoridades supieron darle la vuelta a la adversidad, innovando y creando los mejores escenarios posibles para la realización de diferentes competencias como: el Mundial Virtual de Levantamiento de Pesas sub 17, Open y Copa Panamericana de Judo, Sudamericano de Bádminton y campeonatos nacionales de atletismo, natación o vóley.

SITUACIÓN ACTUAL

El inicio del 2021 trajo consigo la segunda ola de la COVID-19, lo que obligó a restringir nuevamente las medidas de movilidad y una nueva cuarentena. El deporte volvió parar, lo que afectó la preparación de nuestros atletas nacionales. Por suerte, la experiencia vivida el último año, sirvió para que muchos de ellos estuvieran mejor preparados para enfrentar esta situación.

En medio de tantas complicaciones, el punto más resaltante de los últimos meses fue la clasificación del remero peruano Álvaro Torres a los Juegos Olímpicos y que muchos otros deportistas de otras disciplinas hayan retomado su camino a Tokio 2020.

A pesar de haber pasado un año sumamente difícil, el deporte supo salir adelante y adaptarse a esta nueva realidad que parece que llegó para quedarse. Los atletas siguen esforzándose día a día para dar lo mejor de sí y dejar el nombre del Perú en lo más alto.

Compartir en:

Deja una respuesta