LA ‘VIEJA’ DE ADOLFO SUÁREZ FUE TAN PROTAGONISTA DE LA HISTORIA COMO SU HIJO, EL PRIMER CAMPEÓN MUNDIAL DEL PERÚ

Adolfo Suárez recibido en el Estadio Nacional tras conquistar el título mundial de billar en 1961. Foto: Perú.21
Adolfo Suárez recibido en el Estadio Nacional tras conquistar el título mundial de billar en 1961. Foto: Perú.21

San Borja, 19 de marzo. Adolfo era el rey de los billares del centro de Lima, aquellas de antaño, en las que, quizá con una gran influencia estadounidense, se vendía licor y tenían unas mesas de billar, las de ‘paño’ verde donde los más grandecitos solían pasar horas de horas apostando mientras buscaban ‘chuntarle’ a la bola 8 en la esquina superior izquierda.

Adolfo Suárez se preparaba así para una actividad que se convirtió en su vida. . Defendiendo los colores del Perú, viajó a Amsterdam, en la lejana Holanda, perdón, en los Países Bajos. Era abril, y vaya que hacía frío. Pero eso no importó el 23 de abril de 1961 cuando sorprendió a todo el mundo ganando el título de campeón mundial de billar a tres bandas.

Superó al belga Raymond Ceulemans y al portugués Egidio Vieira.

El billar, ese pasatiempo de lugares colmados de cerveza y un penetrante olor a cigarro, como se le estereotipó siempre, le daba al Perú un campeón mundial.

‘LA VIEJA’

Adolfo Suárez logró la hazaña a los 30 años. Había nacido el 27 de octubre de 1930, pero a él todos lo conocían con el sobrenombre de ‘La Vieja’.

El curioso apelativo tuvo un origen de lo más palomilla. El por entonces joven Suárez, procuraba salir lo más rápido del colegio para ir a jugar billar. O bien, cuando podía, se escapada de casa para pasar a darle unos cuantos golpes al taco. Y cada vez que lo hacía, sus compañeros se colocaban en la ventana, como ‘campanas’, atentos al momento en el que la madre de Adolfo Suárez se apareciera, chancleta en mano, por la cuadra en busca de su hijo.

De pronto, la concentración del juego se rompía cuando todos los compañeros, al unísono, exclamaban: “¡La vieja de Suárez!”… y, literalmente, todos salían despavoridos del lugar, para evitar que les cayera golpe a ellos también.

Ese grito de guerra se convirtió en la ‘chapa’ del campeón mundial, al que hoy se le recuerda (al menos, de tanto en tanto, como Adolfo ‘La Vieja’ Suárez.

Falleció el 14 de abril del 2001. Uno que otro medio lo recordó. Y si bien su nombre figuró durante años en el frontis del Estadio Nacional, pocos lo recuerdan.

*NOTA: Crónicas del Bicentenario es una sección especial de «Diario Récord Perú», que busca resaltar los momentos más destacados del deporte peruano a lo largo de su historia republicana.

NOTA DE TV PERÚ

 

Compartir en:

Deja una respuesta